Ariochk

Comentarios(4)
porAriochk, October 5, 2010
1 de 1 gente opina que este comentario les fue útil
Cuando uno termina una partida de Colonos de Catán, no puede evitar pensar que más de una tirada de dados ha condicionado el devenir de la partida.

Al abrir la caja del juego la primera agradabilísima sorpresa que te llevas es la apuesta preciosista por los componentes del juego. Sorprende la ausencia de tablero, que se ve sustituido por planetas y estrellas esféricos muy coloridos de cartón duro, y el fenomenal acabado en plástico de naves y otros componentes.

La mecánica del juego es bastante similar (aunque de forma algo superficial) a la del colonos de catán. Se trata de explotar los recursos naturales que ofrece cada planeta, que una vez colonizado ya no puede ser explotado por otro jugador (al igual que en el catán).

Existen varios factores de azar que afectan al desarrollo del juego, y que el mismo juego sabe compensar y corregir, ¿A qué me refiero?

Los planetas se juegan boca abajo, por lo tanto uno no sabe qué material produce hasta que no llega hasta él, para compensar este hecho el juego divide todos los planetas en sistemas planetarios, de forma que cada vez que te desplazas a colonizar un planeta puedes inspeccionar un grupo de 4 o 5 y elegir el que más te convenga.

El otro factor de azar autocompensado, es la propia mecánica del juego, en la que los jugadores disponen de unas cartas de acción (viajes a otros sistemas planetarios, recolección de materiales, y puntuación) que han de posicionar en un tablero compuesto por espacios con números del 1 al 15 a su elección. Por tanto la fase de colocación de acciones se convierte en un juego psicológico en el que la intuición juega un papel fundamental.

El juego termina cuando se descubren todos los planetas del "tablero", o bien cuando alguno de los jugadores suma 50 puntos.

Grandísimo juego de colocación, y gestión de recursos.
porAriochk, September 2, 2010
1 de 1 gente opina que este comentario les fue útil
Sencillo y directo, bajo mi punto de vista el mejor juego del 2009 (a falta de probar el hansa teutonica).

En este juego encarnarás a una civilización tratando de conquistar las islas Cyclades, esquivando el terror de criaturas mitológicas mediante el favor de los dioses, y en ocasiones sucumbiendo a sus caprichos.

La mecánica es muy sencilla, el juego se centra principalmente en una fase de subasta, donde los jugadores luchan por conseguir el favor de uno de los cinco dioses que entran en juego. Cada dios te permite realizar una acción distinta, siendo necesario los cinco para conseguir la victoria final.
Una segunda fase, se centra en materializar el efecto del favor de cada dios en el mapa, donde se producirán batallas navales, y multitud de escaramuzas en distintas islas hasta que alguno de los jugadores sea capaz de construir o robar dos ciudadelas.

Su sencillez, mecánica intuitiva, interactividad, y su nulo downtime, convierten a Cycldes en uno de los mejores juegos de su clase,
porAriochk, August 26, 2010
1 de 1 gente opina que este comentario les fue útil
Cuando hablamos del colonos de catán, no hablamos ni muchísimo menos del decano de los juegos de mesa, pero sin duda alguna sí que estamos hablando del pionero de entre los llamados "eurogames". Este juego llegó a adquirir una gran popularidad, y muy probablemente gracias a ello, muchos otros le han seguido, colmando nuestro apetito freak.

El juego es otro de los candidatos a ser nominado como juego familiar, su mecánica sencilla e intuitiva lo hace apto para cualquier edad.

Colonos de Catán es un juego de gestión de recursos, en el que tratarás de explotar los recursos naturales de una isla, para construir edificios y hacerte con el control comercial y político de la misma, combatiendo con otros tres conquistadores que tratarán de hundir tus planes, y ocupar las mejores localizaciones de la isla.

Por todo ello, y por algo más que no he contado, gracias Catán.
porAriochk, August 26, 2010
1 de 1 gente opina que este comentario les fue útil
¿Qué decir de este clásico que no se haya dicho ya?

Excelente juego de alianzas y traiciones que ha procurado más de una ruptura sentimental.

En el Cosmic Encounter, encarnarás el papel de una raza alienígena de tendencia belicosa que tratará de conquistar el sistema planetario de los demás jugadores. Urdirás tramas, te aliarás con tus peores enemigos, y traicionarás hasta a tu bendita progenitora.

El Cosmic Encounter tiene una mecánica de juego verdaderamente sencilla, que lo hace asequible a cualquier edad, convirtiéndolo en el juego perfecto para llevarlo a una reunión de amigos o a la cena familiar de noche vieja.